Aspen: de nevados paisajes y flores silvestres por doquier

Aspen, Colorado, Estados Unidos
Foto: Diana Arias / InnovaMag.

Aspen es un pequeño pueblo, ubicado en Colorado (Estados Unidos), que cuenta con una historia fascinante y una interesante variedad de actividades para todos los gustos. Un lugar para conectarse y reencontrarse con la naturaleza y consigo mismo. 

 72 horas en Aspen
Una visión transformadora

La localidad debe su denominación a la especie de árboles, cuyo nombre común es  Aspen,  los cuales son numerosos en la zona. Antiguamente, contaba con una de las más grandes reservas de plata de los distritos mineros de Estados Unidos. En los años 1800 tenía 300 habitantes, y actualmente tiene alrededor de 12.000.

Después de la segunda guerra mundial, más precisamente en 1949, Walter Paepcke, un visionario industrial de Chicago, transformó la ciudad en lo que hoy en día se conoce como un resort de descanso y deportes a escala internacional, y quién lo llamó “La Idea Aspen”. Esta concibió convertir al pueblo en un centro deportivo, espiritual y de retiro.

Desde entonces, el lugar ofrecería desde deportes extremos, a la oportunidad de disfrutar la naturaleza, a través del montañismo, el ciclo-montañismo y las experiencias zen. En la actualidad, se suma el yoga, modernas galerías de arte y el impresionante Museo de Arte Aspen.

Esta concepción temática ha convertido a este pueblo estadounidense en un polo turístico referente en cuanto a propuestas culturales y deportivas.

Aspen: un centro turístico siempre vigente

En el año 1950, Aspen albergó la primera competencia mundial de esquí; la cual atrajo a más de 1.500 personas y le dio la visibilidad, que actualmente conserva con su valle de esquí. En el presente, cuenta con tres centros de esquí y cuatro montañas aptas para dicha actividad deportiva: Buttermilk, Aspen Mountain, Snowmass y Highland Bowl; cada una con un nivel de experiencia diferente. Al respecto, es preciso destacar, que las temperaturas en invierno oscilan entre los 1 ºC a -12 ºC.

En el cierre de la temporada de esquí, se destacan eventos como el denominado “Día de Apreciación del Tocino” (de la expresión en inglés, Bacon Apreciation Day).

Pero, no es solo en invierno, que el pintoresco pueblo atrae a los turistas, sino también durante las otras tres estaciones. Todo el año, Aspen brinda la posibilidad de un contacto privilegiado con un encantador entorno natural circundante.

Durante la primavera y el verano, este pequeño pueblo disfruta de una temperatura máxima de 14 ºC, con mañanas soleadas y una suave brisa con noches frías de 8 ºC.

Aspen conserva la arquitectura propia de la mitad del pasado siglo, en contraste con nuevos y modernos proyectos, que desafían la estética imponiendo un nuevo estilo. Aun así, se preserva la línea arquitectónica lujosa de antaño del pueblo, que juega su papel en contraste con los llamativos paisajes a su alrededor.

Es preciso aclarar, que Aspen tiene actividades para cualquier bolsillo: ofrece desde experiencias de lujo a experiencias a costos más asequibles. Además, su gama de propuestas se adapta al tipo de actividades de toda la familia, incluyendo las recreativas, deportivas y espirituales. Estas últimas, son las ideales para personas que buscan conectarse consigo mismos. Los niños pueden disfrutar de los parques infantiles con diferentes atracciones. El menú de actividades puede incluir desafíos deportivos para grandes y pequeños.

Aspen es esencialmente un centro turístico para toda persona, que le agrade tener diferentes opciones de esparcimiento y hasta gastronómicas. También es un lugar elegido para quienes buscan la tranquilidad y un contacto con la naturaleza, sin prescindir de la comodidad citadina.

Publicidad